Mandanos un correo para cualquier consulta

jueves, 6 de marzo de 2008

taller de investigacion de tecnicas de titeres de mesa





TALLER DE TÍTERES

Grupo Teatro 4 Elementos

Alfredo Muzaber y Juan Pablo Poveda

Nuestros talleres, son un compromiso con el teatro de títeres, destinado a titiriteros profesionales con el objetivo de unir conocimientos y con sus necesidades construir nuevos espacios para el intercambio y el aprendizaje.

Por lo que nos juntamos en nuestro taller a trabajar, e investigar las diferentes posibilidades de manipulación de títeres de mesa, su relación con el titiritero, el trabajo a la vista del publico, y cuando el manipulador tiene que desaparecer de la escena, las entradas y las salidas del al espacio escénico, su carga poética, acciones, calidades de energías.

Uno de los objetivos del taller es brindar las herramientas necesarias para que los participantes, aprendan a construir un títere de mesa, y pueda experimentar, el lenguaje y la poética de esta técnica para construir su propio montaje.


Grupos participantes

Gotas Mágicas, radicados en Cuenca, sus integrantes colombianos son Tatiana Olave y Javier Barco, este grupo investiga en los mitos y leyendas, realizando en sus obras una mistura de elementos naturales, crean sus títeres , vestuarios y escenografias, logrando un estilo propio muy particular, ademas de realizar la musica en vivo en sus obras.


Grupo Kaluna, también colombianos radicados en Quito, sus integrantes Ana Carina Arango y Carlos Fernando Suárez, ellos trabajan la técnica del guante, muñecos gigantes, realizan construcción de títeres y escenografia, con gran repertorio y siempre construyendo montajes nuevos.

Grupo La Serpiente Emplumada, un salvadoreño radicado en Quito, Alejandro Jovel, realiza espectáculos de titeres de guantes, mascaras y narración oral, titiritero solista que ha participado en varios festivales internacionales.

Grupo La Gota de Mate, Este grupo trabaja la técnica de guantes ,de Argentina que están realizando una gira Latinoamérica, llevan 7 meses recorriendo diferentes países, traen un amplio repertorio de algunos clásicos, y una obra propia

Sus integrantes Clelia Pucci y Sergio Vargas también realizan proyectos pedagógicos como talleres del títere en la Educación, ambos viajeros maestros de primaria, trabajan con varias ONG de diferentes países

Títeres de mesa


Títeres de manipulación directa inspirados en la técnica japonesa del bunraku.

Uno , dos o tres titiriteros se colocan detrás del muñeco y cada uno tomara un comando , la cabeza es el que mantiene el equilibrio, la mirada, donde mira ?

la mirada es un elemento fundamental, el títere tiene que aprender a mirar, a mirarse, a verse en las manos que lo mueven , en sus ojos, en los ojos del publico.

Se trabaja sobre una mesa que debe estar construida a la altura de la cintura de los titiriteros para que desarrollen sus movimientos en total comodidad


Cada uno puede construir su propia mesa, y esta puede ser la valija donde transportar los títeres y elementos escénicos de los montajes.

Es importante tener en cuenta antes de comenzar a construir los títeres, quienes lo van a manipular? por que no es lo mismo que tengamos 2 manos , o 6 manos para un títere, esto modifica la construcción, también si los que manipulan intervienen en la historia, como personajes, o simplemente tienen que desaparecer, estando presente, muchos titiriteros de guantes no les gusta trabajar a la vista del publico, pero es muy interesante la relación que se puede establecer entre el que le da el soplo vital y el que lo recibe, el muñeco tiene infinitas posibilidades y tenemos que permitirles realizar las mas descabelladas acciones, dejarlos libres, sin soltar sus comando, pero dejando el espacio necesario para que cada uno tenga un lugar
En este taller utilizamos nuestros títeres, pero después construimos unos muñecos de papel periódico y cinta de papel con el mismo mecanismo de articulación y movimientos que los de mesa.



Bunraku Teatro de títeres tradicional de Japón, cuyos orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XVII, y cuyo centro geográfico es la ciudad de Osaka.
En la actualidad esta técnica, o variantes creadas a partir de ella, se usan con profusión en el teatro de títeres de todo el mundo. En su forma tradicional japonesa el escenario es un corredor de escasa profundidad, provisto de una barandilla o parapeto de madera, por encima del cual asoman los títeres, que son de madera, articulados, que van ataviados a la usanza japonesa y que manejan dos o tres titiriteros a la vista del público. El relato que escenifican los títeres es cantado o recitado por un narrador, al que acompaña un músico que toca el "samisen" (instrumento similar al laúd). Cada uno de los tres titiriteros que manipulan un muñeco tiene una categoría y desempeña una función distinta: el Maestro, que viste traje de samurai, mueve la cabeza y el brazo derecho; un Primer Ayudante mueve el brazo izquierdo y un Segundo Ayudante los pies. Los dos ayudantes visten de negro de la cabeza a los pies, con lo cual pasan inadvertidos, frente al colorido del decorado. Las obras que representa el Bunraku tradicional son de tipo histórico y legendario.
Los títeres de Bunraku suelen tener una serie de palancas o resortes en su interior que posibilita el movimiento de la boca, los ojos, los dedos de la mano, etc., y que les permiten realizar movimientos delicados.


BUGAKU

Historia

. Bugaku en su Forma Final

El siglo IX fue la época cuando el Bugaku dio un gran paso adelante y se estableció considerablemente en la forma que ha sido preservada hasta el presente. El crédito por este rápido desarrollo va en primer lugar a Owari no Hamanushi (733-?) y en segundo lugar a Oto no Kiyomaki (?-834). El honor de haberlos apoyado es del emperador Nimmyo (reinó de 833 a 849). Hamanushi, como una continuación de la era anterior, fue activo por una largo período de tiempo y llegó a ser considerado por músicos de otras épocas como el fundador virtual de Bugaku. Él viajó a la China T'ang a investigar el viejo estilo y corregir la confusión que había existido en Bugaku hasta el momento con respecto tanto a la danza como a la música. También compuso nuevas piezas de música y danza vernácula. El mismo fue un bailarín. Sus composiciones originales y adaptaciones llegan a varias docenas, muchas de ellas de un alto valor artístico. De acuerdo a los registros de la familia Koma, Moroyuki, un ancestro de la familia, fue el esposo de la hija de Hamanushi. El otro hombre, Oto no Kiyokami, fue la figura líder en la adaptación y composición musical, y entre sus trabajos también se incluyen obras maestras. Este período, en el cual uno de sus gobernantes fue el emperador Nimmyo, fue el período en que Bugaku experimenta un gran cambio, cuando deja de ser un arte extranjero para convertirse en un arte japonés.

La primera mitad del siglo X fue una continuación del período anterior. Siguieron apareciendo producciones de composiciones nuevas y adaptaciones. El emperador Murakami (reinó de 946 a 967) fue conocido como "el rey sagrado de la música" en reconocimiento a su patrocinio a Bugaku. Como resultado se logró un alto grado de refinamiento en su aspecto musical. También se le imprimió más gracia y delicadeza a cada aspecto de Bugaku gracias al rápido desarrollo de la cultura cortesana y aristocrática. La danza incluso se convirtió en un pasatiempo para aristócratas.

A comienzos del siglo XI se decidió oficialmente que la familia Koma debería representar al grupo de "Izquierda" (música y danza de T'ang, China) y la familia Ono el grupo de "Derecha" (Koguryo, P'ohai, y danzas y música japonesas) con el fin de que las dos familias compitieran para así lograr un mayor refinamiento. En la primera parte de este período ese sentimiento sutil que surgió en el siglo anterior se desarrolló aun más. A mediados del período, bajo sugerencia y apoyo de Fujiwara no Yorimichi, el kampaku (asesor en jefe del emperador), se hicieron esfuerzos concienzudos por parte de los músicos para expresar este concepto, que a la final produjo frutos al hacer de Bugaku una propiedad de la aristocracia cortesana.

Después de 1086, se introdujo el sistema de "emperador retirado" como gobernante y tuvo éxito en dominar, como era la intención, el poder político de la familia Fujiwara. El emperador Horikawa (reinó de 1086 a 1107) sometió a la música y danza Gagaku a una severa crítica, y de acuerdo con el escrutinio hecho sobre los músicos, se exaltaron su méritos pero también se destacaron sus defectos, y con esto se perdió en gran medida esa cualidad vigorosa y libre que existía. Los nobles no volvieron a danzar como pasatiempo. Las familias musicales guardaron como un tesoro sus teorías y métodos secretos, y esto condujo gradualmente al declive de Bugaku en general.

Pero pronto los tiempos cambiarían. La clase militar estaba ascendiendo a paso firme, y el poder político estaba pasando a sus manos. La corte imperial se empobreció tanto como para seguir manteniendo el apoyo a Bugaku, que luego tuvo que valerse de los grandes templos y santuarios para seguir manteniendo este arte. A comienzo del período medieval, es decir, los siglo XIII y XIV, hubo una pérdida considerable de danzas. Muchas piezas fueron conservadas solo en las provincias y hubo una preferencia general por la danza viril Hashirimono, con sus movimientos de saltos. El final del período medieval. los siglos XV y XVI, fue una época en que Bugaku siguió decayendo.